jueves, 14 de junio de 2018

La deforestación en Colombia continúa: aumentó 23% durante 2017

La cifra alcanzó las 219.973 hectáreas, equivalentes a un aumento del 23% en comparación con el año 2016. El 65% de la deforestación estuvo concentrada en amazonia colombiana.
La deforestación avanza a pasos agigantados en Colombia. 
Foto archivo El Espectador.

El Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (IDEAM) presentó la actualización de cifras de monitoreo de bosques correspondientes al año 2017. Esta actualización incluye información de la superficie de bosque natural, de la superficie deforestada y caracterización de causas y agentes de deforestación a nivel nacional, regional y local.
El reporte, que se basa en el procesamiento digital de más de 1.750 imágenes de satélite, reveló que la deforestación en Colombia continua: en 2017 se perdieron 219.973 hectáreas de árboles. Esto representa un aumento del 23% en comparación con el año 2016, cuando la tasa de deforestación fue de 179.000 hectáreas.
A nivel regional, las cifras obtenidas revelan que las áreas de cambio en la cobertura de bosque natural durante el año de 2017, se concentran principalmente en las regiones de la Amazonía (65,5% de la deforestación), los Andes (17%), el Caribe (7,1%), el Pacífico colombiano (6,1%), y la Orinoquia (4,5%).
Estos resultados contrastan con los análisis realizados para 2016, cuando la deforestación en la región Amazonía fue del 39% del total, indicando una mayor concentración de la deforestación, sobre todo en el noroccidente de la región.
El 81% de la pérdida de bosque natural del país en el año 2017 ocurrió en la jurisdicción de seis departamentos: Caquetá, Guaviare, Meta, Antioquia, Putumayo, Chocó y Santander. Siendo el departamento de Caquetá el que representa el mayor porcentaje de pérdida de bosque, con el 27.6%.
El Ideam ha alertado que los aumentos en los niveles de deforestación se deben en parte a la minería ilegal, la ganadería extensiva, la colonización de tierras y los cultivos ilícitos, que vienen creciendo en varias regiones del país. 
Vía GIPHY

El IDEAM, además, reveló que una de cada diez hectáreas deforestadas a nivel nacional se localiza en áreas de Resguardos Indígenas. Sin embargo,  los resguados como Nukak-Maku (3.435 hectareas deforestadas), Yaguara II (3.022 ha deforestadas) y Vaupés (2.100 ha deforestadas) reportan problemáticas significativas.
Las principales causas de la deforestación a escala nacional, durante el año 2017, fueron la praderización, la ganadería extensiva, los cultivos de uso ilícito, el desarrollo de infraestructura vial, la extracción ilícita de minerales y la extracción de madera, concentrándose el fenómeno principalmente en los ocho núcleos descritos a continuación:
1) Arco de deforestación de la Amazonía (58,4% de la deforestación nacional en 2017): áreas de los departamentos Putumayo, Caquetá, Meta y Guaviare, principalmente en los municipios de La Macarena, Uribe, Vistahermosa y Puerto Rico (Meta); San José del Guaviare, Calamar y El Retorno (Guaviare); San Vicente del Caguán, Cartagena del Chairá y Solano (Caquetá); Puerto Guzmán y Puerto Leguízamo (Putumayo). La deforestación fue ocasionada mayormente por fenómenos de praderización con fines de expansión de ganadería extensiva o acaparamiento de tierras (valorización y/o titulación), y expansión de infraestructura vial (principalmente vías terciarias asociadas al trazado de la carretera marginal de la selva). Con un impacto de menor intensidad se presentaron los cultivos de uso ilícito y la extracción de madera para la comercialización de especies con alto valor comercial.
2) Andina Centro Norte (5,1%): además del nororiente antioqueño, esta zona incluye áreas del sur de Bolívar y del occidente del departamento de Santander; la deforestación en 2017 se concentró principalmente en los municipios de Remedios y Segovia (Antioquia). La extracción de oro a cielo abierto (principalmente de tipo ilícito), el cultivo de coca (que se alterna con la extracción ilícita de minerales) y el crecimiento de las áreas de pastizales, han sido factores que continúan presionado las áreas de bosques naturales en las estribaciones de la Serranía de San Lucas.
3) Pacífico Norte (2,6%): noroccidente antioqueño, norte del Chocó y sur del departamento de Córdoba, principalmente en los municipios de Riosucio y Carmen del Darién (Chocó). La expansión de la frontera agropecuaria a través del establecimiento de pastizales para el ganado bovino, o de cultivos a pequeña escala que posteriormente pasan a pastizales, es la principal causa de deforestación en la zona. A esto se suma la extracción informal de maderas finas con fines de comercialización, que es una actividad históricamente realizada en esta región.
4) Mapiripán (1,3%): además de este municipio del departamento del Meta, incluye algunas áreas del municipio de Puerto Gaitán. Corresponde a una zona en el límite entre el bioma amazónico y la Orinoquía, desde donde provienen las amenazas que se constituyeron en las principales causas de deforestación en esta zona, como es la expansión de cultivos agroindustriales, principalmente de palma africana, así como la ganadería extensiva, basada en la sustitución de las coberturas naturales (sabanas o bosques de galería) por praderas mejoradas técnicamente.
5) Sarare (0,7%): áreas inundables del departamento de Arauca en los municipios de Arauquita, Puerto Rondón y Tame. El establecimiento de pastizales dedicados a la ganadería bovina es una de las actividades económicas más representativas de la zona, amenazando de manera constante las coberturas de bosque remanentes, así como la expansión de infraestructura vial en la región.
6) Andina Norte (0,7%): corresponde a un área en la Serranía de Catatumbo – Norte de Santander, principalmente en el municipio de Tibú. A pesar de las acciones del posconflicto relacionadas con la sustitución, los bosques remanentes siguen siendo afectados mayormente por el establecimiento de cultivos de uso ilícito. La extracción informal de madera con fines productivos (construcción de minas subterráneas de carbón y tutores para algunos cultivos) también lleva a la intervención del bosque natural en la zona.
7) Pacífico Sur (0,6%): este núcleo se ubica en el sur del departamento de Nariño, principalmente en el municipio de Tumaco. Los cultivos de uso ilícito, la extracción ilícita de minerales y la expansión de las actividades agropecuarias generan la transformación del bosque en esta zona. La presencia de grupos armados ilegales presiona la expansión de las actividades ilícitas a costa de las coberturas naturales.
8) Pacífico Centro (0,3%): corresponde al departamento del Chocó, principalmente en los municipios de Rio Quito y El Cantón de San Pablo. La extracción ilícita de oro a cielo abierto es una causa que afecta masivamente los bosques de esta zona, particularmente sobre los márgenes de los ríos Quito y Atrato. La producción agrícola a pequeña escala (que puede incluir cultivos de coca) tiene un efecto acumulativo sobre las coberturas naturales en el territorio.
Vía GIPHY: https://media.giphy.com/media/4Nx8k6WdG93P3KRkNV/giphy.gif


Por: Redacción Medio ambiente. El Espectador.

lunes, 4 de junio de 2018



DÍA MUNDIAL DEL MEDIO AMBIENTE

5 DE JUNIO

“UN PLANETA SIN CONTAMINACIÓN POR PLÁSTICOS”


El Día Mundial del Medio Ambiente es un evento global liderado por ONU Medio Ambiente que se celebra cada 5 de junio en miles de comunidades de todo el mundo. Desde sus inicios, en 1972, ha crecido hasta convertirse en una plataforma global de alcance público, ampliamente replicada en todo el mundo.
Por encima de todo, el Día Mundial del Medio Ambiente es un día para que todos se apropien de la naturaleza que les rodea y participen activamente en la protección de la Tierra.
La campaña insta a los gobiernos, la industria, las comunidades y las personas a unirse para reducir urgentemente la producción y el uso excesivo de plásticos desechables que contaminan nuestros océanos, dañan la vida marina y amenazan la salud humana.
"Si todos y cada uno de nosotros hacemos al menos una buena acción cada día como parte de nuestra “responsabilidad social verde”, habrá millones de buenas obras verdes cada día en el planeta”.
"India organiza el Día Mundial del Medio Ambiente este año. La filosofía y el estilo de vida de ese país está históricamente arraigado al concepto de coexistencia con la naturaleza. Ellos están comprometidos a hacer del planeta Tierra un lugar más limpio y verde.
El gobierno de India se ha comprometido a organizar y promover las celebraciones del Día Mundial del Medio Ambiente a través de actividades y eventos que generen gran interés y participación pública. Con campañas de limpieza de plásticos en áreas públicas, reservas nacionales y playas, India liderará esta iniciativa dando un ejemplo al mundo.
"El país ha demostrado un tremendo liderazgo global frente al cambio climático y la necesidad de migrar a una economía baja en carbono, y ahora ayudará a impulsar una mayor acción contra la contaminación por plásticos. Esta es una emergencia global que afecta todos los aspectos de nuestras vidas, incluyendo el agua que bebemos y la comida que comemos. Está destruyendo nuestras playas y océanos. India ahora liderará el impulso para salvar nuestros océanos y nuestro planeta de la contaminación por plásticos".
India, que tiene una de las tasas de reciclaje más altas del mundo, está emergiendo como líder en este sector y su papel puede ser trascendental en la lucha contra la contaminación. Al organizar el Día Mundial del Medio Ambiente 2018, el gobierno indio está acelerando su liderazgo en un tema de enorme magnitud.
En América Latina y el Caribe, las celebraciones tendrán su capital regional en Perú, uno de los primeros países en unirse a la campaña Mares Limpios de ONU Medio Ambiente, que busca reducir drásticamente la contaminación por plásticos en los océanos. 

Datos de la contaminación por plásticos:

Cada año, el mundo usa 500 mil millones de bolsas de plástico.
Cada año, al menos 8 millones de toneladas de plástico terminan en los océanos, el equivalente a la descarga de un camión de basura cada minuto.
En la última década, producimos más plástico que en todo el siglo pasado.
El 50% del plástico que usamos es de un solo uso o desechable.
Compramos 1 millón de botellas de plástico por minuto.
El plástico constituye el 10% de todos los residuos que generamos.

Acciones: http://www.worldenvironmentday.global/sites/default/files/toolkit_organizations/WED%20School%20Lesson%20Plan_ES_3105.pdf

Tomado de: Medio Ambiente ONU

viernes, 6 de abril de 2018

Dos documentales sobre la amazonía colombiana triunfaron en el Festival de Cine Cinco Continentes


“Chiribiquete: videografía de una expedición al centro del mundo” y “Andakí: camino de vida”, ganaron en la categoría de largometraje documental. (Véalos aquí).
Fotograma tomado de la película "Andaki, camino de vida" en Youtube.
 El Festival Internacional de Cine Cinco Continentes (Five Continents International Film Festival), –un evento dedicado al cine social que nació en Italia y que celebra su treceava edición– anunció sus ganadores esta semana, y dos largometrajes documentales colombianos sobre ciencia y biodiversidad amazónica se llevaron los aplausos.
Las películas “Chiribiquete: videografía de una expedición al centro del mundo”, del director Carlos Arturo Ramírez fue ganadora en la categoría de Largometraje documental. Este documental de 2017 comienza con un aterrizaje forzoso que llevó al arqueólogo Carlos Castaño Uribe, ex director de Parques Nacionales de Colombia, a encontrar un paraíso al que terminaría entregándole su vida. 30 años después, volvió a la serranía de Chiribiquete, en el corazón del Amazonas, para encabezar una expedición en la que se reencuentra con los tepuyes, las formaciones geológicas más antiguas del planeta, y las pinturas rupestres que lo convierten en un lugar de altísimo interés arqueológico. Ese regreso es contado por el joven realizador que enfrentó la adversidad para traer un testimonio en el que se mezclan ambas experiencias, la suya y la del científico.
La película contó con el apoyo de Colciencias, la Fundación Herencia Ambiental y Parques Nacionales Naturales de Colombia. 


“Chibiriquete: videografía de una expedición al centro del mundo” también estuvo presente en el Bogoshorts Film Festival, en 2017 en Bogotá, en la categoría patrocinada por Colombia Bio, el programa de expediciones científicas que comenzó hace 2 años y que ha inventariado la riqueza biológica de 11 zonas de Colombia, sobre todo las que estuvieron inexploradas durante 52 años de conflicto armado. (Lea también: Chibiriquete: en la paz como en la guerra)
De esas expediciones nació “Andakí: camino de vida”, el segundo trabajo colombiano ganador del premio a Largometraje Documental, dirigido por el realizador audiovisual Juan Pablo Méndez. En la época de la Conquista un grupo de indígenas buscaba llegar al Amazonas desde los Andes escapando de las tropas españolas, y así abrió lo que hoy se conoce como Camino Andakí. En este territorio, que vivió la guerra contra Perú, las sangrientas explotaciones del caucho y la quina y los horrores del conflicto armado, un grupo de científicos y varios lugareños establecieron un rico intercambio de saberes que demuestra que la ciencia y el conocimiento tradicional son complementarios.
A pesar de sus muchas amenazas –colonización de tierras, deforestación y enfrentamientos armados, entre otros– el camino Andakí tiene un alto nivel de conservación de biodiversidad, por eso fue el escenario de una de las expediciones más largas de la historia científica reciente del país, liderada por el Instituto de Investigaciones Amazónicas-SINCHI en Caquetá, y apoyada por Colciencias. Los investigadores encontraron 47 nuevas especies para la ciencia. (Le puede interesar: Descubren 47 nuevas especies en la Amazonía colombiana)
Tal vez los actores más importantes fueron los locales que marcaron el camino para los científicos, cargaron morrales llenos de muestras biológicas y han conservado la región de los Andaquíes. Los caqueteños de esta región son los mismos que en 2009 presionaron para la consolidación del Parque Natural Andaquíes, de casi 27.000 hectáreas, que ahora blinda, por lo menos legalmente, a este corredor biodiverso del avance de los colonos.

El documental también ganó en la categoría Mejor poster. 
La tercera película ganadora en la misma categoría fue “The police mafia”, del director estadounidense Karli Vincent.
Otras películas ganadoras que fueron producidas y grabadas en Colombia fueron Santander, de Oscar Ruiz Navia, Vichada: Custodia de la vida, de Clare Weiskopf, y Tierra de agua, de Nicolás Ordóñez. Todas clasificaron a la categoría Mejor Documental de corta duración.

jueves, 8 de febrero de 2018

-->
El infierno de cruzar el Tapón del Darién, la región más intransitable y peligrosa de América Latina (que corta en dos la ruta Panamericana)

Texto: Alejandro Millán Valencia. Fotos: Camilo Estrada Isaza
Enviados especiales de BBC Mundo a Panamá
·       



El Chevrolet Corvair que fue abandonado después de que tuvo problemas técnicos en su paso por la selva.

"Es un infierno", me habían advertido. Y nunca antes la descripción de un lugar había sido tan profética. No te queda duda: el Tapón del Darién siempre se queda con algo.

Llevamos 12 horas caminando a través de la maraña de este muro vegetal de 575.000 hectáreas que Panamá y Colombia comparten y me doy cuenta, cuando estoy a punto de desfallecer por el cansancio, el calor y la humedad, que si no me levanto y sigo adelante, se va a quedar conmigo.

No sería la primera vez que sucede: en el siglo XVI se tragó con sus ramas espinosas a los conquistadores españoles y más tarde a exploradores escoceses.

Ahora los que se quedan en el camino son los migrantes que intentan cruzarlo para buscar una vida mejor en el norte.




                                                          Documental BBC Mundo: Cómo es atravesar el Tapón del Darién, 
                                                                 la zona más inaccesible y peligrosa de América Latina: 
                                                                     https://www.youtube.com/watch?v=rCXa2gRXlcM

Pero no se sabe cuántos han muerto exactamente. Ni cuántos carteles los usan para traficar drogas desde Sudamérica hacia México. Tampoco cuántas personas viven en él. Es una jungla inexpugable, compacta e infranqueable,uno de los territorios menos accesibles de América Latina.

El periodista estadounidense Jason Motlagh, que trató de atravesarlo en 2016, lo describió como el pedazo de selva más peligroso del planeta.

BBC Mundo pasó cuatro días recorriéndolo y hablando con los que, por distintos motivos, desafían a la naturaleza en el único punto del continente donde la carretera Panamericana deja de existir.
Continuar leyendo en: 
http://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-41405970?SThisFB